¿Sabías que con sólo mejorar la imagen de tu negocio puedes atraer muchos más clientes y vender más? Para eso te compartimos estos consejos de iluminación comercial, verás que con sólo poner más detalles en las luminarias que usas y dónde las colocas lograrás un gran cambio sin necesidad de hacer una fuerte inversión.


3 consejos de iluminación comercial: fáciles, efectivos y baratos


TEN EN CUENTA LA UBICACIÓN DE TU ESTABLECIMIENTO


¿Tu tienda está a pie de calle, en pisos altos, interiores? De esto depende la cantidad de luz natural que recibe durante el día y sobre ésta tienes que decidir en dónde colocar tus luminarias y con qué tipo de luz.


Si le da el sol directamente la mayor parte del día lo ideal es poner énfasis en las zonas más alejadas de la puerta o ventanas, que serán las que nos luz natural reciban. En cambio, si está al interior de una plaza comercial o edificio, lo más seguro es que no reciba luz natural, por lo que podrás jugar con la iluminación mucho más.

ILUMINA TU ESCAPARATE CON LUZ FRÍA Y FOCALIZADA


Este es uno de los consejos de iluminación comercial más valiosos, de poco te puede servir iluminar el interior de tu negocio sino pones enfoque en lo que atrae en un primer momento a tus clientes potenciales, el escaparate.


Utiliza luz fría para que el detalle de tus productos sea perfectamente visible y siempre procura que sean focos de luz focalizada, es decir, que su ángulo de cobertura no sea muy amplio, así puedes colocar un foco por producto y sólo iluminará éste.


ELIJE ENTRE LUZ CÁLIDA O LUZ FRÍA


La luz fría es la que comúnmente se conoce como luz blanca, mientras que la cálida es la de tonos amarillos. Elígela con cuidado, la fría es ideal para resaltar detalles y dar viveza a los espacios, mientras que la cálida es perfecta para generar un ambiente relajado y de un elegante estilo.